Por Rosalba Mackenzie.- Hay muchos más ejemplos de la trascendencia de Imagine Cup en América Latina. En el caso de nuestra región, existe gente que se ha integrado a nuestro equipo de trabajo en Microsoft, como leímos en el caso de Luis, de Colombia, y hay equipos que consolidan su proyecto y lo convierten en una exitosa empresa. Aquí te presentamos dos muestras de lo anterior.

Triunfar creando juegos

Como miles de niños de su generación, André Furtado estaba fascinado por los juegos digitales como Odyssey, Atari y Nintendo. Pero él, inquieto y curioso como siempre ha sido, estaba convencido de que crear juegos podría ser tan divertido como jugarlos. En la adolescencia, descubrió el lenguaje HTML y quedó fascinado. Con estos antecedentes, años más tarde, se integró a la facultad de Ciencias de la Computación, de la Universidad Federal de Pernambuco (UFPE), en Brasil.

Su trayectoria lo llevó a integrarse al equipo de Microsoft Students Partners, donde una de sus primeras tareas fue, precisamente, la divulgación de Imagine Cup, lo que lo motivó a integrarse a la competencia de inmediato. En la edición de Japón 2005, se inscribió a ocho de las nueve categorías existentes y se convirtió en el único participante del mundo con más de un proyecto en la final de dos diferentes categorías. Fue el campeón en la categoría de "Soluciones de Office" y con su otro equipo ganó el cuarto lugar en la categoría principal de la competencia, "Proyecto de Software".